Loading...








































































































¿QUerés ver más fotos de "Così fan tutte"?

Última ópera de la genial dupla Mozart-Da Ponte, Così fan tutte cierra la trilogía que cambiaría la historia de la música. Llamativamente mucho se la ha desmerecido por su mundanalidad en oposición a sus hermanas mayores, Bodas de Fígaro y Don Giovanni, las que por su parte se hacen cargo de los conflictos políticos, sociales y religiosos de su época. Sin embargo, las tres tienen algo en común: el deseo físico es lo que dispara la acción y, como resultado, el mundo del inicio no es el mundo del final. Una estructura que da seguridad, pero que también asfixia, se quiebra en el esfuerzo por poder concretar ese deseo, permitiendo así que aparezca lo nuevo.

Las óperas también tienen rigideces, tanto en su contenido -adentro- como en la forma en que se las representa -afuera-. Così fan tutte ha sufrido como pocas obras la ridiculización de sus personajes y la banalización de su conflicto. Como si la inercia de sostener un vínculo vacío o la necesidad de un cambio de vida a partir de los deseos de mi cuerpo no fuera algo complejo… y actual.

La estructura que el deseo quiebra aquí es entonces el cuerpo propio, que ahora escucha sus impulsos para poder encontrarse con la honestidad de lo que se es, actuar en consecuencia y asumir las consecuencias, hacia adentro y hacia afuera. Così fan tutte instala la Revolución en el seno de las parejas pero ya no para lograr el cambio social, si no el individual.

Entre las parejas de esta obra hay un personaje tácito, aunque protagónico: la mirada de un otro. Ojos que condicionan las acciones de los personajes por el miedo al qué dirán. En este Così fan tutte no hay separación entre escena y platea, el público está inserto en la acción escénica y se convierte así en este personaje que ve, pero que también es visto… que desea y que es deseado.

Quizás si de algo trata Così fan tutte, es de volver a escuchar a nuestro cuerpo, quebrarnos y permitir que aparezca lo nuevo. Adentro y afuera del escenario.

EQUIPO

Dirección Musical: Ulises Maino
Dirección Escénica: Julián Ignacio Garcés
Escenografía: María Noel Dourrón
Vestuario: Mariana Seropián
Iluminación: Verónica Alcoba
Producción Artística: Gabriel Vacas
Producción Ejecutiva: Luciana Bianchini
Stage Manager: Florencia Ayos
Asistente de Dirección Musical: Maria Clara Marco Fernández
Asistente de Dirección Escénica: Florencia Ayos
Asistente de Producción: Martina Rivelis
Mtros. Internos: Walter Díaz - Matías Fernández
Caracterización: Paula Besostri y Florencia Saraceni
Maquinaria Escénica: Leonardo López y Gerardo Luis Flores
Montaje y Programación Luminotecnia: Alberto Chuquichaico y Luis Bolster
Realización Escenográfica: La Decorería
Community Manager: Mariale Adler
Diseño Gráfico: Ianko Perea

ELENCO

Maria Goso y María Eugenia Caretti - Fiordiligi
Daniela Prado y Anahí Fernández - Dorabella
Santiago Agustín Martínez y Pablo Urban Albareda - Ferrando
Mariano Gladić y Gabriel Vacas - Guglielmo
Constanza Díaz Falú y Natalia Salardino - Despina
Luis Gaeta y Carlos Esquivel - Don Alfonso
Alejandro Rodas, Miguel Ángel Masson - actores invitados
Continuo: Pablo Manzanelli - Demián Apicella - Matías Fernández

ORQUESTA DE SOL LÍRICA

Director Ulises Maino

Flautas: Diego Wright - Lucila Crisman
Oboes: Edgardo Acuña Colombo - Paula Llan
Clarinetes: Nahuel Zárate - Federico Sagarra
Fagotes: Abner Silva - Daniel Vexlir
Cornos: Ñawin Rodriguez - Cristian López
Trompetas: Sebstián López - Nahuel M. Loiza
Timbales: Guillermo Bolentini Bada
Violines I: Agostina Sémpolis - Jonathan Gonzalez - Ileana J Gonzalez -
Erik Lujan Berman - Edgar Piñero - Josefina Bugallo
Violines II: Stephany C Rodriguez - Irán Alessandra Lovazzano Andreo -
Matías Ormeño - Laila Prieto - Alex León Ortiz
Violas: Héctor Pérez Gareca - Leandro Zandstra - Valentina Nieto
Violoncellos: Fredy Villegas - Jessica Estigarribia
Contrabajos: Manuel Volpe - Áxel Gómez
Agradecimientos: Dr. Alejandro Cordero, Dra. Isabel Sirito, Walter Farías,
Mariano Pauplys, Romina Almirón, Lía Méndez, a todo el personal de
Manzana de las Luces y a nuestras familias por el apoyo (y la paciencia) incondicional.

MANZANA DE LAS LUCES

BUENOS AIRES 2017